martes, 17 de octubre de 2017

Texas sheet cake

Venga, ya, desde este instante, todo el mundo a babear!!!!!!!!!!!!!


En septiembre he tenido el cumple de uno de mis sobris por parte de mi chico, y para mi ha sido muy especial ya que estos años de atrás nunca he estado en sus fiestas porque siempre me pillaba de vacaciones y en algún viaje fuera, y como buen niño que es y totalmente entendible, no podía esperar a que yo llegara para celebrar su fiesta... Como debe de ser!!!!!!!!!!!!!!!!


Así que esta vez como me ha pillado aquí, por supuesto que me he empecinado en ser yo el que le hiciera la tarta, y desde luego que tenía que tener chocolate, chocolate y mas chocolate!!!!!!!!!!! estos niños son todavía peor que yo en nivel de chocoadicción.


Esta receta la tengo, como todas, desde hace un buen trecho en mi lista de pendientes, y para ser totalmente sincera he de reconocer que a la primera persona que se la vi fue a Bea Roque del blog "El Rincón de Bea", pero cuando mi querida Carmen de "Dulces Bocados" sacó su receta, me incliné irremediablemente por esa


La verdad es que los ingrediente me terminaban de cuadrar mas, pero sobre todo lo que me terminó de decantar es el glaseado... Este, con ese toque húmedo pero consistente es que me enamoró, aunque también he de reconocer que le eché mas nueces pecanas de las que dice Carmen, porque como soy una fanática total a mi siempre me parecen pocas. La receta la podéis ver AQUI.


INGREDIENTES:

Para un molde de 30 x 24 cm

Masa:
220 g. de harina repostería
75 g. de azúcar blanquilla
50 g. de azúcar morena 
1 cucharadita de bicarbonato
1/4 cucharadita de sal
225 g. de mantequilla a temperatura mabiente
235 ml. de agua
30 g. de cacao puro en polvo Valor
2 huevos talla L
120 ml. de buttermilk 
1 cucharadita de vainilla en pasta

Para el glaseado:
115 g. de mantequilla
30 g. de cacao puro en polvo Valor
80 ml. de leche
75 g. de azúcar glasé 
1 cucharadita de vainilla en pasta
Una pizca de sal
300 g. de nueces pecanas troceadas (divididas en 100 gr + 150 gr + 50 gr)


PREPARACION:

Precalentar el horno a 175º calor arriba y abajo. 

Engrasar el molde con spray de fácil desmoldado.

En un bowl con ayuda de un tenedor mezclar la harina con el azúcar, el bicarbonato y la sal.

Poner un cazo al fuego con la mantequilla, el agua y el cacao en polvo. Calentar hasta hervir, removiendo constantemente y una vez bien diluido retirar del fuego.

Verter la mezcla de chocolate sobre la harina y remover con unas varillas hasta tener bien mezclado.

A continuación añadir los huevos, el buttermilk, la vainilla y mezclar hasta tener una crema homogénea y sin grumos.


Añadimos los 100 gr. de nueces partidas a la masa e integramos bien.

Verter en el molde, alisar la superficie y hornear 20 min. Hacer la prueba del palillo.

Mientras preparamos el glaseado. Poner la mantequilla, el cacao y la leche en un cazo a calentar. Una vez bien caliente, retirar del fuego, añadir el azúcar, la vainilla y la sal. Mezclar hasta incorporar y añadir los 150 gr. de nueces.

Una vez cocido el bizcocho, retirar del horno, verter el glaseado por encima y extender bien por toda la superficie. Repartir por encima el resto de nueces y reservar en la nevera 1 h.

Pasado el tiempo de reposo, retirar de la nevera, desmoldar con cuidado y cortar en cuadrados.



Como habéis visto, yo le he puesto nueces a la masa, porque Carmen dice que es un brownie, y para mi un brownie sin nueces no es un brownie... Que este las lleva por encima!!!!!!!!!!!! Bueno!!!!!!!!!! y que mas da!!!!!!!!!!! pues mas por dentro!!!!!!!!!!!!!! que nunca hay nueces suficientes!!!!!!!!!!!!

El resultado es realmente espectacular, es una bomba pero os puedo asegurar que merece la pena la ingesta hipercalórica.

Besazos.


lunes, 9 de octubre de 2017

Tiramisu de limón

Como ya sabréis por las redes sociales, yo estoy pasando un poco de calor...


Este año la verdad es que el tema de las vacaciones se me ha dado fatal.... bueno, esto hay que matizarlo un poco, yo a lo que me refiero es que las tengo muy divididas, y a mi por lo menos lo que realmente me hace desconectar y sentir como que he estado de vacacionales es tener unas cuatro semanas seguidas... Así creo que se aprovecha muy bien.


Obviamente, a mi, mentalmente, me viene muy bien viajar, porque me encanta, y el tema de salir de la rutina y lo típico que te rodea en el día a día, a mi me hace desconectar cantidad... Pero lo que está claro es que no siempre se puede hacer, aunque yo intento por lo menos tener un viaje al año, es mi meta.


Este año he tenido que dividir mis vacaciones en tres tramos, así que en cada una de ellas voy a tener unos 10-15 días, con lo que el tema de desconexión no se va a cumplir. Por ejemplo, las de verano han sido un poco desastre, porque, además, de las dos semanas que he tenido solo he podido estar con mi chico una semana, la otra ha tenido que trabajar, y luego cuando él ha estado libre he tenido que trabajar yo... Además, por tema de ahorro bodil no hemos podido hacer nada.


Así que he de decir que a estas alturas, el año me pesa, y cantidad. Gracias a Dios, como sabéis, he podido pillar mi segundo tramo de vacaciones ahora y estoy en Egipto haciendo realidad un sueño desde que estudiaba arte... Hemos considerado que para como estuvo la cosa, ahora era un buen momento para ir a conocerlo, y para allá que nos hemos ido a conocer esta tremenda cultura con estos tremendo monumentos


Y lo hemos dejado para estas alturas de año porque en verano, con el calor que hace, realmente yo creo que es pasar un poco de mal rato, y eso que yo sobrellevo bastante bien el calor. A estas alturas hace calor como para disfrutar y poder darte unos bañitos, pero no estar sudando la gota gorda... Bastante bien.


Esta receta estaba en mi lista de pendientes desde hace un montón, soy fan de "El secreto Endulzado" y desde que vi esta maravilla, supe que en algún momento lo tendría que hacer, y la verdad es que para el verano viene de fábula, ya que es una receta que no necesita horno, y al conservarse en la nevera es muy refrescante a la hora de tomarlo, tanto por el sabor a limón como por la temperatura fría a la que se toma


Así que me ha parecido una idea fantástica sacarlo ahora a colación ya que, para mi, el verano está dando los últimos coletazos, a pesar de que ya estemos en pleno otoño y a las puertas de Halloween. Yo lo llevé como postre a una barbacoa que hicimos y os aseguro que triunfó, así que os encomiendo para que lo pongáis en vuestra lista de pendientes para el año que viene


INGREDIENTES:

- 1 limón
- 2 claras de huevo
- 250 gr. de queso mascarpone
- 75 gr. de azúcar glass
- 30 galletas de speculoos


PREPARACIÓN:


Rallamos la cáscara del limón sin llegar a la parte blanca porque como sabéis amarga.

Ese mismo limón, lo partimos a la mitad y lo exprimimos hasta sacarle bien todo el juego.

Ponemos las galletas en la turmix y las trituramos bien. Reservamos.

En un bowl, batimos a mano con ayuda de unas varillas el queso, el azúcar, el zumo y la ralladura de limón. Reservamos.

En el bowl de la Kitchen Aid ponemos las claras y con el accesorio de varillas las batimos hasta que alcancen el punto de nieve firme.


Vamos pasando las claras montadas al bowl donde está el queso poco a poco, y lo vamos integrando con movimiento envolventes para intentar de esta manera que se bajen lo menos posible.

Ponemos la crema resultante en una manga pastelera para que así sea mas fácil rellenar nuestros vasos o nuestros cuencos.

En los cacharros que vayamos a utilizar para presentar nuestro postre, ponemos una capa de galletas, luego una capa de crema, otra de galletas y otra de crema.


Las chicas le pusieron por encima mas galletas trituradas para decorar, yo he tomado la iniciativa y lo que le echado es un chorreón de leche condensada, así que, a este punto, vuestra imaginación y lo que creáis que admite.

Como veis es una cosa bien sencilla, que en poco mas de 10 minutos tenéis hecha, con una presentación original y que se sale un poco de la norma, y realmente deliciosa.


Un besto gigante.




martes, 3 de octubre de 2017

Helado de calabaza

Este verano no he desempolvado la heladera


Desde que pillé la oferta de Lidl de este cacharrín no ha habido verano que no la haya dado un trote brutal y que la pobre haya terminado pidiendo clemencia, incluso estuve a punto de comprarme otra para tener 2 vasos fríos en el conge y así poder hacer helados sin tener que esperar a las 24 horas de congele del vaso tras limpiarlo


Este año con todo el lío de la boda es que ni la he sacado del armario, y el otro día escuchaba yo, así, un ruidillo raro por la cocina... era la pobre heladera llorando porque pensaba que me había olvidado de ella!!!!!!!! Y esta situación ha tenido su lado bueno, porque como ya por esta época lo que estaba haciendo era ya guardándola para el año que viene, pues esta vez la voy a utilizar una única vez anual, pero con un sabor de lo mas especial


Y como el otoño ya está aquí, creo que ha sido una gran manera de darle un uso con un sabor que jamás se me hubiera ocurrido en plena etapa estival. Y es que, si hay algo que represente el otoño es la calabaza, verdad? Y da la casualidad que tenía un tupper grande con puré que siempre guardo yo para inaugurar la temporada sin prisas. Yo he de reconocer que no soy de helado fuera del calor


Hay mucha gente que lo toma durante todo el año, pero como yo soy tan friolera, es que a mi no me apetece, después de pasar frío lo que me gusta es tomar cosas calentitas. Pero como todavía no es que haga un frío de narices pues se pude tomar perfectamente. La receta la he sacado de ESTE blog y no he utilizado todo el puré que tenía, así que os adelanto que otro postre se vislumbra en el horizonte con la calabaza como ingrediente.


INGREDIENTES

- 1 taza de puré de calabza
- 2 tazas de leche entera
- 2 cucharadas de leche entera
- 1 1/2 taza de nata 35% grasa
- 1/3 de taza de azúcar morena
- 2 cucharadas de miel
- 50 gr de queso crema
- 1 1/2 cucharadas de maizena


PROCEDIMIENTO

En un bowl pequeño mezclar las dos cucharadas de leche y la maizena con ayuda de un batidor para que quede bien integrado, se verá como una pasta.

Poner la leche, el azúcar, la nata y la miel en una cazuela mediana a fuego medio hasta que hierva, se remueve de ven en cuando para que se integre y no se pegue. Cuando lleve hirviendo 4 minutos se baja el fuego a lento.

Añadimos el contenido que teníamos en el bowl pequeño y removemos para que se integre bien. cocemos esta crema durante un par de minutos subiendo el fuego a nivel medio... nos darems cuenta que tiene que espesar.



En un bowl grande ponemos el queso crema y lo batimos un poco. Le añadimos una taza de la crema de nuestra cazuela y batimos hasta que esté todo integrado y suave. Luego añadimos el resto del contenido de la cazuela removiendo constantemente.

Tapamos este bowl con papel film en contacto con la crema, para que no haga costra. Lo llevamos al frigo durante toda la noche.

Al día siguiente ponemos la crema en nuestra heladera y seguimos las instrucciones del fabricante.

Lo guardamos en un recipiente hermético.

Nos indican que el mejor acompañamiento para este helado es una salsa de caramelo, y yo os voy a dejar la receta de la que hice para la Samoa Cheesecake en olla a presión:


INGREDIENTES TOFFEE

50 g. de azúcar
20 g. de mantequilla
100 g. de nata para montar 35%MG

ELABORACIÓN TOFFEE


Ponemos en un cazo el azúcar, cocer a fuego medio hasta que veamos que tiene un color dorado, es importante no remover, porque si removemos se cristalizará y nos quedarán granos de caramelo duro.

Colocar la nata con la mantequilla en un recipiente apto para microondas y calentar hasta ebullición.
Cuando veamos que el azúcar ya está dorado, retirar del fuego y verter la nata bien caliente (para que no nos salpique el caramelo). 

Remover con una cuchara de madera y volver a poner a fuego suave 1-2 min. según el espesor que queráis. Retirar y dejar enfriar. Una vez frío guardar tapado en un bote de cristal en la nevera varios meses.



La verdad es que yo le hubiera puesto mas azúcar, si pruebas el helado tal cual se te hace un poco insípido, yo le añadiría 2 cucharaditas de azúcar invertido a la receta. Si lo sirves con el toffee se aplaca un poco pero si lo tomas solo desde luego que notas que le falta algo.

Acabo este post informadoos que me voy de vacaciones unos días, ha llegado mi momento, intentaré estar activa por las redes y enseñaros algo de donde voy, que sepáis que aunque tarde en contestar, lo haré, como siempre, así que no dudéis en comentarme cosas vale? que ya sabéis que me hace mucha ilusión.

Un besote gigante.


miércoles, 27 de septiembre de 2017

Tartaleta de leche condensada y limón


Tenía unas ganas terribles de hacer esta tartaleta


Sabéis porque? por la leche condensada!!!!!!!!!!!! es que soy mega fan, me encanta, yo soy de las asquerositas que se la toman directamente del tarro a la boca, ahí, sin pasar por la casilla de salida ni por una cuchara... Pa que? y también he de reconocer que su sencillez y su facilidad para hacerla han ayudado cantidad, así como lo limpia que es, en un bowl se hace todo


Así que aprovechando que tenía un babyshower, y que como ahora voy tan justa de tiempo tenía que encontrar algo que fuera resultón y que se hiciera en cero coma, pues ha sido el momento ideal de probar la receta, además de que, al ser tantas personas, y muchos de ellos que no conocía con antelación, pues creo que es un sabor mas que ideal y con cero riesgo de que disguste


Yo he comprado la masa de hojaldre hecha, como estoy diciendo por una cuestión de tiempo, pero ya sabéis que la podéis hacer vosotros mismos si queréis que la totalidad de la pie sea hecha por vosotros. Sino, mi recomendación es la de Lidl, me encanta, da un resultado buenísimo y un sabor delicioso


La receta está sacada del blog "kanela y limon" pero no de su blog directamente, sino de una receta que colgó un día en IG y que yo como soy fiel seguidora suya no me perdí. Como TIP os diré que podéis cambiar la ralladura de limón por una cucharadita de vainilla en pasta si preferís mas ese sabor.


Las frambuesas las he puesto de decoración, Cristina les puso unas fresas, pero ella misma dijo que lo hacía por el tema estético de la fotografía, porque en la vida real lo presentaba tal cual, sin ningún tipo de adorno extra y que... Tan ricamente!!!!!!!!!!!!!!!


Como me ha resultado tan fácil y tan rápida creo que voy a tomar esta tartaleta como base, pero la verdad es que tengo la cabeza llena de ideas que podría aplicar e introducir, como hacer la base de vainilla, introducir unos chips de mantequilla de chocolate y añadirle una cobertura de chocolate... O hacer esta base de limón pero añadirle unos arándanos a la masa y hornearlo todo junto.... Su versión chocolatosa, por supuesto... Salivo solo de pensarlo...


INGREDIENTES

Una plancha de hojaldre de Lidl
Un bote de leche condensada 395 gr
2 yogures griegos
5 huevos talla L
20 gr de maizena
Un limón
Una pizca de sal


ELABORACION

Precalentamos el horno con calor arriba y abajo sin aire a 180 grados.

Aplico spray de fácil desmoldado al molde de pie.

Estiro un poco la masa con un rodillo y la coloco encima del molde, con unas tijeras voy cortando el sobrante de los bordes, pero como medio centímetro por debajo del borde del molde. Presiono para que se quede con esa forma, como dando la vuelta al molde

Con ayuda de un tenedor agujereamos la masa para que no suba durante la cocción. Estoy hay que hacerlo bien porque si la masa sube durante el horneado el pastel se puede deformar, así que mover un poco el tenedor al pinchar hacia adelante y hacia atrás para agrandar un poco los agujeros)


Con un rallador sacamos la ralladura de la cáscara del limón, recordar, nada mas que la parte amarilla, no llegar hasta la parte blanca que amarga.

En un bowl ponemos la ralladura, la maizena, la leche condensada, los yogures, los huevos y la sal, y con ayuda de unas barillas lo batimos hasta que todo esté bien integrado. De verdad que lo podemos hacer a mano perfectamente y no necesitamos ensuciar la KA, es cuestión de un minuto escaso.

Introducimos en el horno durante 35 minutos,pero a partir del minuto 25 estad atentos, porque se hace enseguida y ya sabéis que esto depende de cada horno.

Sacamos, dejamos enfriar completamente, tapamos con film transparente y conservamos en la nevera.

Ella el tip que nos da es colar la masa para eliminar cualquier tipo de grumo y porque quedan mas finas. yo no lo hice y la verdad es que encantó, no quedó para nada ruda... Me daba cosa que al colarla las virutas del limón se quedaran en el chino, así que por eso hice bastante hincapié en la integración, para que no quedara grumo alguno por la maizena


Espero que os haya gustado y como veis en cosa de 5 minutos + horneado tenéis un postre de rechupete.

Besos mil 

P.D. Como os he dicho esta tarta ha sido parte de un babyshower, y como había gente que no conocía no me parecía apropiado llevar la tarta con el corte, por eso no lo hay en la foto, pero el mismo día hice una foto del mismo para que os podáis hacer una idea, como ves su calidad es nefasta pero.... mejor esto que nada no?



jueves, 21 de septiembre de 2017

Overnight oats de coco y piña

En este parón veraniego también he echado de menos la avena


Y mas que nada porque justo a principios de verano Kolln me invitó a una masterclass con la avena como ingrediente central impartido por la gran Auxy Ordonez de "postres saludables". Aprendimos a hacer varios sabores de midnight oats, un blondie, un biscotti, y un mucho sobre TIPs y propiedades de la avena y de alimentos que hacen que llevemos una vida mas saludable. Las fotos de este genial sarao ya las visteis en mis redes sociales. 


De este postre lo que mas me gusta es que lo podemos dejar hecho la noche de antes, con lo que ganamos mucho tiempo y esto os vendrá genial si sois como yo, que aprovecháis hasta el último segundo que podéis en la cama, pero, teniendo en cuenta que es imposible salir de casa sin desayunar, por lo menos para mi.


Así que ponéis la base en un cuenco y luego ya le añadís los toppings que vosotros queráis acorde a la "temática" que le hayáis querido dar a vuestro desayuno. Yo me he inspirado en una receta de ellos que se llama "bienvenido verano" pero que, como a mi se me ha echado el tiempo encima, se va a llamar "despedida veraniega"


Creo que si hay dos ingredientes por antonomasia que recuerden al verano son el coco y la piña, a mi las imágenes que siempre me traen a la cabeza es una playa paradisíaca... Un cocktail super apetecible y refrescante... El ruido de las olas y el olor del mar... A que suena de lujo?


Yo he de reconocer que no soy muy fan del coco, la verdad, así que la receta original está realizada con leche de coco, pero dada esta rareza mía la he cambiado por leche desnatada normal y corriente, pero tenía claro que si que quería que estuviera presente, así que he utilizado coco rallado, que le da el toque pero no un sabor sumamente pronunciado como con la leche


Os voy a dar las cantidades exactas para una ración, aunque ella nos dijo que podemos duplicar, incluso triplicar cantidades y así ya dejarlo hecho, siempre conservándolo en el frigorífico, y no dejándolo mas de tres días... Así mantenemos la certeza de que está en buen estado y con todas las propiedades intactas


INGREDIENTES

1/2 Taza de copos de avena suaves de Kolln
1/2 taza de leche desnatada
1 cucharadita de semillas de chia
1 cucharadita de semillas de sésamo
1 cucharada de coco rallado
1 sobre de edulcorante
1 rodaja de piña en su jugo
5 nueces pecanas


PREPARACION

En un recipiente con tapa ponemos la avena, las semillas, el edulcorante, el coco y la leche... Por ese orden.

Cerramos bien el bote y agitamos estilo maestro cocktelero... Ahí!!!!!!!! con arte y con garbo!!!!!!! que no se diga que nuestro desayuno no va cargado de energía.

Guardamos en la nevera durante toda la noche

A la mañana siguiente nos ponemos la ración en un bowl. Como observaréis ha espesado bastante, esto también dependerá de vuestro gusto. si es demasiado espeso para vosotros, podéis añadir algo mas de leche, hasta dar con la consistencia que os agrade.


Al igual que con el edulcorante, yo he puesto un sobre en polvo, pero si a vosotros os gusta mas dulce, pues echad hasta que os parezca bien de sabor.

Una vez que tenemos nuestra avena ya le ponemos por encima lo que nos apetezca, en este caso yo me he decantado por una rodaja de piña, unas nueces pecanas echas trocitos y un poco de coco rallado tostado que tenía guardado de la cheesecake samoa de la semana pasada.

Ella nos aconseja para esta combinación el arándano, que va muy bien de sabor... Y si lo queréis hacer mucho mas completo atreveros con el plátano


Yo no había hecho antes nada así porque pensaba que la textura no me iba a gustar nada, estilo papilla, pero nada que ver!!!!!!! Los copos se quedan, no se deshacen.

Y otra cosa que tiene es que, para el veranito, como se conserva en el frigo, levantarse y tomar un desayuno tan fresquito sienta de maravilla... Encima sano!!!!!!!!!!!!! Vamos, que lo tiene todo y no le falta de nada, sales de casa con las pilas cargadas a tope.

Besos mil